Descubre cómo adaptar un piso para tu mascota

mascota apartamento pequeño

Mudarte con tu mascota a un departamento pequeño no tiene que ser incómodo. Hay distintas maneras de distribuir los espacios de tu hogar –por más reducidos que estos sean– para que tú y tu compañero de cuatro patas vivan cómodos. En el siguiente top, te daremos cinco ideas que demostrarán que los espacios reducidos tienen mucho potencial si se trata de adaptar un piso para mascotas.

  • Puedes utilizar algún mueble viejo de dos o tres cajones y ubicarlo en tu sala, (dependiendo del tamaño del peludín) así tendrías una cama-gaveta muy útil y que se no romperá con la estética de tu hogar. El cajón inferior puede resultar en una cómoda cama para tu perro o gato si le añades algunos cojines, almohadas o mantas. Dicho cajón puede ser cerrado cuando el animal no esté descansando y será como cualquier otra estantería de tu hogar.

Por otro lado, vivir con una mascota implica poseer diversos artículos para sus cuidados, como cepillos, correas, latas o bolsas de comida, implementos de aseo e incluso medicinas. Los cajones restantes pueden servir para almacenar esos objetos.

  • El kennel de madera que normalmente usas cuando viajas con tu peludito no tiene por qué quedarse en una esquina tirado de forma estorbosa. En lugar de esto, puedes darle un uso y transformarlo en una mesa rústica que además funcione como una cama para tu can. Puedes poner decoración como algún portaretratos, una lámpara o incluso un florero sobre esta mesita improvisada y darle un bonito toque a tu hogar junto con una cama cómoda para tu amigo.

 

  • Otra opción muy simple para adaptar un piso para mascotas es conseguir una caja de madera, de esas que se utilizan para guardar frutas, también es válido emplear algún cajón de un mueble viejo.

Acondiciona dicha caja con un cojín y se coloca al  lado de una ventana para tener una fuente de ventilación cerca. Sus platos con comida y agua se pueden poner cerca del sitio de descanso. Este espacio pasará inadvertido, no ocupará demasiado y además le dará un estilo vintage a tu hogar.

  • En el caso de los mininos, la típica caja de arena para sus necesidades puede ubicarse en el baño. De igual forma, el perro puede hacer sus necesidades en papel periódico en dicho lugar. Es importante que esa área se mantenga limpia para evitar infecciones.

 

  • La parte de abajo de algún armario se puede acondicionar para la estadía durante la noche de tu mascota. Este puede convertirse en un lugar sumamente acogedor para tu compañero si lo mantienes organizado y con la puerta abierta mientras el peludo descansa.

No olvides nunca que tu casa también es el hogar de tu peludito y que este debe estar adaptado para que él esté completamente cómodo. Un piso ordenado y limpio, sin duda alguna le traerá años de felicidad a tu mascota a tu lado.

 

Si te mudas con más de una mascota o plenas adoptar quizá te interese leer nuestro manual de convivencia entre peluditos.