Así afecta a tu mascota la ansiedad por separación

ansiedad por separación mascota

Dejar solo a tu peludo por un largo periodo puede desencadenar una serie de reacciones desfavorables que afectan a tu mascota tanto física como mentalmente y, a largo plazo, su calidad de vida. La ansiedad por separación es un trastorno de comportamiento grave y es más frecuente de lo que se cree. Al menos un 15% de la población canina llega a sufrirla y puede ser muy peligrosa si no se atiende al instante.

¿Cómo detectarla?

Este desorden de comportamiento puede representarse en varias formas, una de ellas —y la más común— es la destrucción de objetos del hogar. Si llegas a casa luego de una ausencia muy larga y encuentras a tu perro muy eufórico y además te percatas de que hay zapatos, cables o incluso puertas masticadas, puede ser una señal de que tu peludo sufre de ansiedad por separación. Igualmente, si te enteras por la boca de algún vecino que tu mascota ha pasado todo el día entre aullidos y ladridos, esta podría ser otro signo de alarma.

Otros peludos lo exteriorizan de distintas formas. Por ejemplo, orinan, defecan e incluso vomitan por todo el lugar. Por otro lado, es frecuente en mascotas con este trastorno que se muestren ansiosos o
severamente deprimidos cuando su dueño está a punto de marcharse. 
Asimismo, la falta de apetito es una característica frecuente.

¿Por qué aparece?

Estos síntomas pueden desencadenarse cuando el perrito se queda solo, cuando una persona en específico de la familia se marcha o cuando se le encierra en una habitación lejos de todo su núcleo. La mayoría de estas mascotas se vuelven muy dependientes de sus familiares.

Es importante mencionar que los canes más propensos a sufrir este tipo de ansiedad son aquellos que vienen de la calle, perreras, laboratorios, los que han sido apartados de su camada a una edad temprana y los que han pasado mucho tiempo en casa sin poder salir o tener compañía.

Consejos para calmar su ansiedad

 

  • Dale un paseo en la mañana, este puede ser una caminata tranquila durante media hora. Posterior a esto dale una recompensa de agua y comida. Esto lo calmará y ayudará a que descanse mientras tú no estás.
  • Trata de no hacer contacto visual cuando estés a punto de salir de tu casa. Esta es una forma ideal de manifestarle al can que tu partida no es la gran cosa. La antelación con la que se practicará esto puede variar si se toma en cuenta el nivel de ansiedad y estrés de la mascota.
  • Es importante evitar los sentimientos de culpa al momento de dejar al perro solo, después de todo, regresarás en unas cuantas horas. Como su padre debes mostrarle calma para así hacerle saber que estará bien. 
  • Déjalo solo poco a poco con salidas graduales hasta que se acostumbre. Puedes pasar de periodos de diez minutos a una hora y así sucesivamente hasta que logre adaptarse a incluso ocho horas.
  • La ansiedad por separación es un problema que puede solucionarse si se pone empeño en ello. No es necesario usar medicación para modificar la conducta. Solo necesitas paciencia para propiciar un buen adiestramiento, hacerle ver  a tu mascota la certeza de que nunca lo abandonarás y por último, no malcriarlo.  

Dejar sola en casa a la mascota por un periodo de días es un acto cruel, pues el peludito sufre, está sumamente confundido e incluso, piensa que jamás volverás. Si te vas de viaje, podrías planificar todo para que él te acompañe y así tener una aventura maravillosa a tu lado.

 

Lee el resto de nuestros blogs para mascotas viajeras