Consejos para viajar en carro con tu mascota

viajar en carro con mascota

La idea de un viaje es sumamente placentera, sobre todo si incluye la mejor compañía, tu mascota. Esta experiencia será bastante enriquecedora si sabemos que toda la familia puede disfrutarla, incluyendo a los peluditos. Sin embargo, viajar en carretera con nuestra mascota requiere de cuidados importantes, para propiciar el bienestar y la seguridad de nuestros consentidos durante el trayecto.

Debes tener en cuenta que cada mascota es distinta, sus comportamientos difieren entre unos y otros:  Algunos son  asustadizos, aventureros o propensos al mareo y/o vómito. Partiendo de esta información, el dueño debe adaptarse a las necesidades de su compañero peludo para organizar el viaje de forma adecuada.

 

Aquí te compartimos consejos esenciales para que tu mascota tenga un viaje agradable en vehículo:

 

 

Antes de viajar

Planificación: La planificación es la base de un buen viaje, para esto se deben hacer ciertas preguntas primordiales que nos ayudarán a saber qué tan preparados estamos: ¿Adónde vamos?, ¿nuestra mascota se puede hospedar con nosotros durante el viaje?, ¿qué puedo llevarle para que se sienta más cómodo?, ¿cómo será la forma de traslado en el carro?, ¿tengo todos los materiales necesarios para que mi peludo esté seguro?, ¿llevo agua y comida?

Ayuno: Lo más recomendado es que nuestro compañero no ingiera ningún alimento por lo menos 2 horas antes del viaje. De esta manera, se evita el vómito y otros malestares en el recorrido.

Adaptación al carro: Es importante que las mascotas se familiaricen con el espacio donde van a viajar, ya que el vehículo les resulta un lugar extraño. Así pues, al principio, se pueden hacer viajes cortos de adaptación, en los que se vincule el traslado a experiencias positivas.

¿En qué parte va mi peludo?: Antes de empezar el viaje es necesario crear un lugar seguro donde además nuestra mascota se sienta a gusto.  Todo esto depende del tamaño y comportamiento de cada uno. Para gatos y perros de razas pequeñas (e incluso medianas) se recomienda el uso del Kennel, que es seguro en todos los aspectos; por otro lado, con las razas grandes se sugiere una correa de cinturón con doble anclaje, a modo que se mantenga fijo en el asiento trasero.

Ejercitar a la mascota: Otra opción para antes del viaje es ejercitar a nuestra mascota, la descarga de energía física  genera mucha menos ansiedad durante el recorrido.

Consulta al veterinario: Cuando los recorridos son largos, lo mejor es hablar con el doctor de nuestra mascota, así podremos aclarar ciertas dudas en cuanto a lo que debemos hacer y lo que le podemos dar en caso de mareos, medicinas especiales o sedantes. Se sugiere que no se medique sin autorización de un veterinario. Pero si nos preguntas, en PetsGo preferimos no sedar a las mascotas, nos gusta que estén alerta para que mantengan el equilibrio y puedan sujetarse en caso de accidentes, baches, etc.

 

Durante el viaje

Ventilación: Nuestros peludos deben tener acceso al aire fresco. Evitar olas de calor dentro del vehículo.

Paradas: Cuando el recorrido es largo se recomienda hacer paradas cada dos horas, con el fin de que nuestra mascota estire las patitas, haga sus necesidades y pueda hidratarse.

Vigilar: Resulta sumamente fundamental mantener a nuestro compañero vigilado, así podremos saber si presenta un dolor o incomodidad.

Recompensa: Hay que hacerle saber a nuestro consentido cuando su comportamiento es el indicado, así sabrá que lo está haciendo bien. Basta con acariciarlo o rascarle la barbilla.

No dejarlo en el carro: Bajo ninguna circunstancia es recomendado dejar al peludito solo dentro del carro, ni siquiera con las ventanas abiertas. Unos minutos sin compañía en el vehículo pueden ser mortales.

 

Después del viaje

No soltarlo antes de abrir las puertas: Los lugares nuevos pueden ser peligroso, lo correcto es que los consentidos hagan el recorrido por espacios bajo supervisión. Por lo tanto, antes de abrir las puertas del carro es imprescindible colocar la correa.

Agua y comida: Al llegar al destino se sugiere hidratar a las mascotas, luego de esto, es importante satisfacer otra de sus necesidades: Alimentación. Siempre es bueno llevarles su propia comida para evitar cambios bruscos en su digestión.

 

Recuerda que todas estas medidas evitan que el viaje sea un proceso desagradable o peligroso para tu mascota, además  proporcionan mayor seguridad. La idea es que puedas disfrutar del trayecto en carro… y tu mascota también.