Una lista de ejercicios para practicar con tu mascota

mascota ejercicio

El ejercicio es fundamental para que tu mascota goce de una vida larga, plena y sobretodo saludable. Estas prácticas influyen a que tu peludo envejezca sin riesgos de obesidad o incluso enfermedades cardíacas.

Existen muchas rutinas de ejercicios que tu perro o gato puede practicar tanto en interiores como en exteriores y únicamente con tu dirección. Por eso te presentamos una lista de rutinas sencillas de ejercicios para tu amigo de cuatro patas.

  •  Los juegos son una buena manera de ejercitar un perro. El lanzamiento de una pelota o un juguete y hacer que el animal lo traiga de regreso puede ser el calentamiento perfecto. Debes procurar hacer eso solo durante cinco minutos para que no se canse. También puedes intentar soltarlo y hacerlo correr en algún espacio abierto en el que esté permitido el ingreso de animales.

 

  •  Si en tu hogar hay escaleras, puedes hacer que tu perro las suba y las baje durante algunos minutos como parte de la rutina. Incluso, puedes acompañarlo y volverte su pareja de ejercicios.

Es muy importante recordar que tu mascota no sabe decir “ya basta, estoy cansado”, por lo que el tiempo de movimiento y acrobacias debe ser limitado y prudente, ya que de lo contrario un abuso de ejercicio le puede ocasionar un golpe de calor. Lo ideal es consultar a un veterinario sobre el grado de intensidad que tu perro aguanta.

  • Caminar y correr en espacios planos también es una buena forma de poner el cuerpo de tu  peludito en movimiento. Puedes intentar caminar en un ritmo neutro por 30 minutos, posterior a eso podrías empezar una rutina de caminata rápida con 12 minutos por kilómetro. Se puede optar por realizar una caminata de intervalos alternando el caminar con el trote, esto es ideal para que tu perro se adapte mejor a una rutina si no está acostumbrado. Esto debe ser en una superficie plana y suave para que no se lastime las almohadillas.  

 

  •  En especial para aquellas razas que tienen disposición de disfrutar del agua, puedes optar por La natación para ejercitar a tu perro, llevándolo algún lugar con piscinas para mascotas. Este es un buen ejercicio si tu mascota sufre de problemas en las articulaciones, aunque es importante no forzarlo a hacer esta práctica, ya que a algunos caninos no les gusta el nado.

 

  •  El yoga para perros, también conocido como “Doga”, es una excelente forma de hacer ejercicio sin que se canse demasiado. Puedes buscar alguna clase en tu localidad a la que ambos puedan asistir. Si no encuentras alguna, puedes optar por ver vídeos instructivos de esta práctica por Internet.