6 masajes para consentir a tu perro en casa

masajes perro

El cuidado de tu perro no solo se limita a llevarlo al veterinario y ponerle sus vacunas correspondientes, el bienestar de tu mascota  va más allá. Muchos especialistas en la salud canina opinan que el masaje es una terapia fundamental que ayuda a la salud del animal a largo plazo e igualmente es adecuado para tratar reumas que pueda sufrir en algún momento, así como tumores, algún dolor o problemas de circulación.

El cuerpo de un peludito posee diversos puntos que, si son masajeados correctamente, pueden beneficiarlo. Es por eso que en PetsGo, pensando en el vigor y vitalidad de tu mascota, te traemos un top con los 6 mejores masajes para aplicarle desde la comodidad de tu hogar.

Es muy importante recordar que cualquier masaje debe ocurrir en un espacio y una superficie agradable para tu mascota (como una colchoneta). Por otra parte, si es de una raza pequeña, tu regazo será el lugar perfecto.

  • Una buena sesión de masajes podrías empezarla utilizando solo la palma de tu mano, moviéndola por el cuerpo del perro, teniendo en cuenta el pelo, la piel, los músculos y los huesos del can por treinta minutos. Este tipo de masaje se puede finalizar con caricias al animal.

 

  •  Si tu perro se estresa fácilmente o sufre de ansiedad, el masaje adecuado para él es uno en donde las orejas tengan el papel protagónico, ya que esta zona está estrechamente relacionada con lo alterado que pueda estar. Aplicar una suave presión en estos puntos durante cierto tiempo, puede hacer que se relaje, que su vigor aumente y que su confianza contigo incremente.

 

  •  La columna vertebral es otro punto que puede proporcionarle al can una sensación de bienestar si es masajeada de forma ideal. Siendo aún más beneficioso si el animal sufre de algún dolor en esta zona. Se puede empezar recorriendo con los dedos la trayectoria de la columna. Con el dedo índice y el pulgar, sin aplicar demasiada presión, se tocan las vértebras hasta llegar a la cola.

 

  • Tratar el cuello de tu perro es otra opción para relajarlo. Usando las yemas de tus dedos para hacer movimientos circulares debajo de la cabeza presionando delicadamente puede hacer una sesión de masajes espectacular.

 

  •  Es muy importante ir más allá de la cabeza o el lomo de tu perro a la hora de proporcionarle masajes. Si tu peludo sufre de algún problema digestivo, el vientre es un buen lugar para manipular. Con la palma de tu mano puedes intentar presionar delicadamente la zona para que sus músculos estomacales se relajen. A largo plazo, esto influirá a la disminución de gases y de hinchazón.

 

  • Masajear las patas de tu perro es ideal, se puede ir apretando los dedos de cada una de ellas con suavidad, sobre todo si va a realizar alguna caminata larga después. Este tipo de calentamiento de músculos ayuda a prevenir lesiones y a su vez mejora el funcionamiento de sus articulaciones.