Hablemos sobre mascotas braquiocefálicas

Es casi innumerable la cantidad de razas de perros y gatos que existen en el mundo. Cada una posee cualidades y particularidades genéticas distintas e incluso, algunos tienden a sufrir ciertos problemas crónicos propios de la determinada clase de can o felino.
Ciertos tipos de peludos, gracias a su morfología, acarrean a lo largo de sus vidas, el llamado síndrome braquiocefálico. Este tipo de mascotas suelen presentar dificultad para respirar y para realizar actividades físicas que tal vez, para otros peluditos, no resulten un esfuerzo tan grande.
A su vez, al viajar con mascotas braquiocefálicas, es necesario tener un aprendizaje amplio sobre el tema. Emprender una aventura con un peludo que sufra de este trastorno genético no es imposible. Es por eso que en este artículo te hablaremos sobre la braquiceofalia, las razas que suelen padecerla, sus síntomas, cuidados que requiere y te daremos tips que te servirán al momento de trasladarte con tu perro o gato cuando te vayas de unas vacaciones o de mudanza desde Venezuela.

¿Qué es el síndrome braquiocefálico?

El síndrome braquiocefálico es un trastorno genético que se presenta en ciertas razas de perros y gatos como consecuencia de su propia morfología. Si hablamos del significado etimológico de la enfermedad, “braqui” quiere decir “corto”, mientras que el término “céfalo” hace referencia a la cabeza.
Los peludos de cara aplastada con pliegues y huesos estrechos en la zona facial, poseen en su código genético una predisposición a padecer problemas de respiración, pues la forma de su cara limita el flujo normal de aire.
Asimismo, otro de los factores que influye a la problemática es que las fosas nasales de estas razas son más pequeñas de lo normal y la tráquea es un poco más cerrada que en otras clases de peludos.
La fisonomía de estas mascotas también posee una peculiar característica y esta es que el paladar blando se extiende mucho hasta la garganta, es desproporcionado y origina un obstáculo en las vías respiratorias. En el caso de los mininos con esta condición, suelen a estornudar en exceso y a sorber con su nariz.
Es muy importante destacar que a pesar de tener una estructura de cráneo distinta a la de otras razas, no todos los peludos con esta condición van a sufrir los percances propios del trastorno en los mismos niveles, pues hay un rango considerado “normal” cuando se trata de la respiración de las mascotas braquiocefálicas.

Razas que lo padecen

Debido a su anatomía, las razas braquiocefálicas con más probabilidad de presentar problemas para respirar son:

  • El Pug Carlino.
  • El Boxer.
  • El Boston Terrier.
  • El Bulldog Inglés.
  • El Bulldog Francés.
  • El Pequinés.
  • El Shi Tzu.
  • El Lhasa Apso.
  • El Chin Japonés.
  • El Shar Pei.
  • El Mastin Napolitano.

En el caso de los gatos, las razas con predisposición a los problemas propios del trastorno son:

  • El Burmés.
  • El Persa.
  • El Himalayo.
  • El Exótico.

Síntomas en distintos niveles

Como ya mencionamos anteriormente, no todos los perros y gatos manifiestan el síndrome braquiocefálico de la misma forma. Es común que un perro que lo posee ronque al dormir, presente cierta dificultad para respirar y jadeen más que otras mascotas.
Por otra parte, hay síntomas un poco más graves que son un indicador de que algo anda mal con nuestro compañero de cuatro patas. Uno de ellos es la salivación excesiva. La baba de estos canes suele tener una textura cremosa y blancuzca, ocasionada por la forma del paladar.
La dificultad para respirar podría provocar fatigas y cansancio extremo. Otro factor preocupante sería si el cuadrúpedo posee encías muy pálidas o incluso de color azul.
Igualmente, un colapso en la laringe podría ocasionar que debido al esfuerzo por aspirar aire, sacos de mucosa se vuelvan un bloqueo.
Otro punto sumamente relevante que no puedes olvidar es que las mascotas braquiocefálicas, no solo tienen dificultad para respirar, también sufren al momento de regular su temperatura corporal. Los perros, por medio de los jadeos son capaces de auto refrescarse. Esta es su forma de sudar y así nivelan el calor del cuerpo. Debido a esto, las razas braquiocefálicas, al no poder respirar bien, se vuelve más vulnerable a los golpes de calor que podría ser mortal.

¿Limitaciones para viajar?

Son muchos los mitos con respecto a viajar con las mascotas braquiocefálicas, ya sea por la vía aérea, marítima o terrestre. Algunos afirman que las compañías de traslado internacional no admiten a este tipo de mascotas o incluso, hay quienes aseguran que no deberían viajar en automóvil.
Lo cierto es que el caso de Venezuela, ciertas las aerolíneas o compañías de traslado marítimo no se oponen a llevar abordo a este tipo de peluditos. De hecho, algunas empresas de transporte aéreo, debido a la condición de estas mascotas, permiten que durante el viaje estén ubicadas dentro de sus kennels en la cabina con los demás pasajeros.
Y algunas aerolíneas venezolanas exigen que las mascotas con dicha condición viajen exclusivamente en modalidad de carga.  Por otra parte, las compañías suelen limitar el acceso de los bulldogs ingleses. Esta raza de canes solo puede ser trasladada desde nuestro país por DHL a destinos como Miami, Bogotá y Panamá.

 

En el caso de los pugs, estos  solo tienen restricciones de viaje  desde Venezuela cuando su  destino de vuelo es una nación perteneciente a la Unión Europea. Nosotros aconsejamos trasladar hasta Bogotá y luego realizar un reembarque hasta el país correspondiente.

Algunas consideraciones

Es cierto que las mascotas braquiocefálicas no deben ser expuestas a altas temperaturas o humedad debido a sus dificultades para ventilar. Pero esto no debe ser una preocupación cuando viajan desde Venezuela en el área de carga del avión, pues se encuentran en un ambiente presurizado, es decir,  tendrán suficiente oxígeno y una temperatura idónea para el traslado de cualquier ser vivo.
En el caso de un viaje en vehículo, es importante que también se propicie un espacio en el que tengan acceso  al aire fresco y agua fría. Evita a toda costa que un peludo con esta condición se quede encerrado en un auto estacionado con las ventanas cerradas o en un caluroso día.
Por otra parte, debes descartar el uso de collares y reemplazarlos con un arnés o pechera, pues esto ayudará a su respiración.
También debes evitar que tu perrito o gatito braquiocefálico se ejercite más de la cuenta, ya que es susceptible a un sobrecalentamiento corporal.
Debes controlar el peso del peludín y su alimentación. Una mascota con sobrepeso es una mascota cansada al momento de caminar y esto sería un inconveniente si tomamos en cuenta su limitada capacidad respiratira

Más prevención y cuidados

Afortunadamente, hay ciertas medidas que puedes tomar para que la braquicefalia se apodere de tu mascota y disminuya su calidad de vida.
Mantén la naricita de tu peludín limpia y sin obstáculos dentro para así evitar infecciones. En el caso de los felinos esto es muy importante, pues la nariz de los persas suele taparse muy fácilmente.
Vacunar a tu gatito periódicamente también es necesario, ya que gracias a su nariz plana no poseen demasiada protección contra agentes patógenos.
Los mininos con braquicefalia también tienen predisposición a sufrir problemas en los ojos. La estructura de sus cráneos genera que sus conductos lagrimales estén torcidos, por lo que no drenan como otros gatos. Para tratar esto debe limpiar el exceso de lágrimas del peludito delicadamente con un pañuelo tibio al menos una vez al día.

Las mascotas braquiocefálicas, pesar de haber nacido con este síndrome, no deben estar confinados al encierro debido a su condición. Con los cuidados, las visitas prudentes al veterinario y la prevención necesaria, estos peludos podrían llegar hasta el último rincón del mundo, pues no hay limitación para las mascotas a la hora de viajar desde Venezuela si de las aerolíneas se trata. La prevención correcta te brindará a ti y a tu peludo largos y gratos años juntos, y hará que esta predisposición genética sea simplemente algo con lo que ambos puedan convivir.
Recuerda que aquí en PetsGo te brindamos los servicios que necesitas si quieres vacacionar o emigrar con tu mascota desde Venezuela. Nos encargamos del aspecto legal, asistencial y técnico que un viaje con la compañía de tu peludo requiere. Hacemos la planificación más sencilla para ti.