Mascotas y sus humanos a través de la historia

mascotas y humano

La conexión entre mascotas y dueños a lo largo de la historia ha sido tan sorprendente como conmovedora. El vínculo que los animales desarrollan hacia sus amos llega a ser tan especial que ha trascendido los peligros más grandes e incluso, la muerte. En esta oportunidad, te contamos 5 de las anécdotas más emotivas sobre el lazo entre algunos peludos y sus cuidadores a través del tiempo.

 

  • La primera historia ocurrió en Presque Isla, específicamente en Pensilvania, Estados Unidos en 1997. Un lugareño de nombre Jo Ann Altsman se fue de paseo en su Motor Home  con su cerdo mascota de nombre Lulú. Todo transcurría perfectamente, hasta que el amo de la cerdita empezó a sentirse mal: estaba sufriendo un ataque cardíaco.

    Ante la riesgosa situación, Lulú salió en busca de ayuda. Testigos cuentan que el animal se dirigió a la carretera, se tumbó a un lado de esta hasta que un conductor que pasaba la visualizó. Momentos más tarde, lo guiaría hasta donde se encontraba su dueño. La persona logró llamar a emergencias; Lulú le salvó la vida a Jo.

    La inteligencia de los cerdos ha llegado a ser comparada infinitas veces con la de los perros y esta historia es prueba de ello.

  • Tokio, Japón, es el escenario de la segunda anécdota que demuestra la fidelidad del «mejor amigo del hombre.» Un profesor de agricultura llamado Hidesamuro Ueno, vivía en esta ciudad. Él y su perro de raza Akita, Hachiko, eran la representación de una relación de amistad pura y desinteresada. Cada día el perro acompañaba a su dueño a la estación de trenes; cuando regresaba, Hachiko se encontraba esperándolo ahí, hasta que un día en 1925, Hidesamuro no regresó nunca más ya que falleció.

    Hachiko se convirtió en un perro callejero, no regresó nunca más a casa y durante 11 años permaneció a las afueras de la estación de trenes con la esperanza de ver a su amo de nuevo.

    La historia del perro que esperaba fielmente a que su dueño fallecido regresara se hizo tan conocida por los habitantes que un antiguo alumno de Ueno escribió varias notas de prensa al respecto. A partir de ese momento, Hachiko ganó fama internacional siendo el ejemplar de esta raza más famoso del país puesto que cuenta con una estatua en su honor que está ubicada a las afueras de la estación y además una adaptación cinematográfica hollywoodense sobre su vida junto a su dueño.

  • Peter Choyce era un hombre con una discapacidad por lo que se encontraba postrado en una silla de ruedas. Un día, durante el año 2007, visitó a un amigo en la compañía de su gato mascota de nombre Unshkins. Los compañeros se quedaron en el patio principal de la casa mientras Choyce usaba una computadora portátil a la vista de todos. De repente, dos hombres que iban pasando se acercaron: lo encontraron vulnerable y prácticamente solo. Uno de ellos lo golpeó en el rostro y tomó la laptop.

    El gato, al percatarse de que su amo estaba siendo atacado, reaccionó. Le saltó violentamente a la cara del atacante llenándosela de rasguños para luego hacerlos huir.

  • Transcurría el año 2007 cuando Debbie Parkhurst de 45 años de edad se ahogó en su casa en Maryland, Estados Unidos, mientras comía una manzana. Los movimientos de desesperación captaron la atención de su perro Toby, este saltó sobre su pecho y logró desatorar la fruta de su garganta. Posterior al salvamento, el perro comenzó a lamer la cara de su dueña y a mover su cola.
  • Yanu, un perro de color negro de nueve años de edad, se perdió en Madrid durante tres meses en el 2008. Sus desesperados dueños colocaron carteles por toda la zona, pero esto no fue efectivo.

    Una persona que caminaba por la ciudad, encontró a Yanu y lo llevó a una perrera en Laganés, pero el perro consiguió escaparse el 26 de marzo de ese mismo año. Días más tarde, su amo, al llegar a su hogar, se encontró con la sorpresa de que el animal estaba en la puerta, lleno de espigas y con algunas heridas; el hombre no pudo contener el llanto.

    Los encargados de la perrera no saben explicar cómo el perro logró escapar y encontrar el camino hasta su casa, ya que los separan 15 kilómetros y transitadas carreteras. Muchos califican el conmovedor suceso como una muestra de la conexión que existe entre las mascotas y sus dueños.

¡Te invitamos a explorar el resto de nuestros blogs!