¡Nueva mascota en casa! Manual de convivencia entre peluditos

nueva mascota en casa

Acoger a una nueva mascota representa una experiencia  importante para cada miembro de la familia, sobre todo para tu otro peludito quien se puede sentir conflictuado frente a esta nueva situación. Tu tarea es mediar los primeros encuentros y hacer que ambos se sientan seguros e igualmente queridos en el hogar.

Algunos peluditos son bastante territoriales. Al sentirse desplazados pueden tener conductas agresivas con otros por celos. Debes mantener tu atención sobre la mascota que tenga más tiempo contigo. Así evitarás cualquier tipo de riña que convierta la adopción en una experiencia negativa para la familia. La clave es la presentación, si sus primeros encuentros se llevan de la mejor forma posible, tus mascotas se convertirán pronto en mejores amigos.

El proceso de adaptación entre dos mascotas será distinto en cada familia y depende  de las especies que intentes integrar (perro-perro, gato-gato, gato-perro), de su sexo (hembra-hembra, macho-hembra, macho-macho), o de su edad (joven-adulto, joven-joven, adulto-adulto).

En cuanto  a la edad, es mucho más sencillo adaptar a dos mascotas cuando ambos son jóvenes. En sus primeras etapas se acostumbran mucho más fácil a la presencia y a los juegos con otros. Asimismo, puede decirse que los peluditos de sexo opuesto suelen llevarse mucho mejor.

A continuación podrás leer algunos consejos con respecto al cuidado que debes tener al integrar a tus peluditos de igual especie o especies distintas:

 

Gato-Gato

 

 

  •  Usa el Kennel en el primer acercamiento: Deja que tu antiguo felino olfatee el kennel, de este modo podrá irse familiarizando con el olor del nuevo integrante. El kennel evita que el primer encuentro se produzca de manera agresiva, dentro de éste el nuevo integrante estará seguro.
  •  Separa sus pertenencias: Los gatos son seres mucho más territoriales y menos tolerantes que los perros. Es importante que cada peludito tenga sus propias pertenencias. Ambos necesitan cama, envase de comida y bebida, caja de arena y arañador.
  •   Habitaciones separadas: Acomoda tu nuevo felino en una habitación distinta a la del otro gato. Poco a poco irán olfateando los espacios del otro y se acostumbrarán a esta nueva presencia.
  •   Presenta sus olores: Con un pañito acaricia la cara de tu nuevo felino, coloca este paño cerca de tu viejo amigo para que se acostumbre a este nuevo olor.

 

Perro-Perro

 

  • Primer encuentro fuera de casa: Es recomendable que tus mascotas se reconozcan en un lugar imparcial. Podría ser un parque o una plaza. De este modo el primer encuentro no será tan abrupto.
  •  Jerarquía: Es normal que entre ellos se genere una jerarquía. La mayoría de las veces el trono lo tendrá tu viejo amigo. Deja que este proceso se genere, muchas veces facilita el proceso de adaptación de ambos.
  •  Propios espacios: Los perros necesitan tener sus propios objetos. Lo más recomendado es que las mascotas coman por separado, así evitarás que tu nuevo peludo se quede sin alimento.
  • Controla tus emociones antes de presentarlos: Si estás nervioso o a la expectativa por lo que pueda pasar entre ambos peludos, tu perro lo percibirá. La idea es que  actúes de forma neutral durante el encuentro.

Gato-Perro

 

  • Usa Kennel: Es la manera más factible de que evites agresiones.
  • Evita que el perro corra: Si el perro corre impulsado por la emoción, puede iniciarse una persecución y el gato puede reaccionar arañándolo.
  •  Acercamiento lento: Empieza con poner a tu nuevo integrante en una habitación diferente, mantenla cerrada. Para ellos una manera eficaz de conocerse es por medio del olfato, permite que poco a poco –de lejos- se reconozcan.
  •  Espera un tiempo: Paciencia, espera una semana al menos para acercarlos a los mismos espacios. Hazlo cuando tengas tiempo de observarlos.

Entre cualquier especie es fundamental que se tomen en cuenta las siguientes medidas:

  1. Dales tiempo: El proceso de integración se dará de forma gradual, no se harán amigos de la noche a la mañana. Por ningún motivo fuerces los acercamientos.

2. Vigilancia: Durante las primeras semanas es importante que vigiles sus comportamientos, así evitarás cualquier tipo de riña.

      3. Premios: Intenta que se acerquen motivándolos con premios. Pon comida cerca de los espacios del otro o simplemente consiéntelos cuando se porten bien.

4. Cariños: Ninguna mascota debe sentirse desplazada, por esto es importante que durante la sesión de cariñitos prestes atención a ambos. Acaricia a los dos del mismo modo y durante los mismos momentos.

 

Recuerda nunca dejar solos a tus peluditos a menos que estés completamente seguro de que tienen una buena convivencia.

La decisión de ampliar tu familia de peluditos es un paso que debes dar sólo si estás completamente seguro de que tienes  el tiempo, espacio y compromiso necesarios para velar por ellos. La idea de acogida en tu hogar es que reciba el amor y los cuidados que en otros lugares no pudieron darle.

Lo que siempre recomendamos en PetsGo, para cualquier proceso, es paciencia y amor. En este caso, invitamos además a que chequees a tu nuevo peludito con un veterinario antes de llevarlo a casa, es una forma de preservar la salud tanto del viejo como del nuevo integrante.