¿Qué pasa cuando se abandona a una mascota?

abandono de mascotas

El abandonar a una mascota, más allá de ser un acto irresponsable, sobre todo si se la deja en la calle, es un acto de crueldad.  No cuesta mucho tener un poco de empatía con la situación de la mascota y darse cuenta de que para ella, apenas ha comenzado una nueva etapa de su vida que sin duda será más difícil e incierta, pudiendo incluso llevarla a sufrir maltratos, las inclemencias del clima, accidentes, hambre y sed, enfermedades que no podrán ser atendidas a tiempo y hasta una muerte temprana.

Vivir  el abandono

Un peludito que nace en la calle, a pesar de vivir las mismas carencias y dificultades que ello conlleva, no está en la misma situación que uno criado desde cachorro durante varios meses o años en el calor de un hogar. En el primer caso se trata de una mascota que aprende a sobrevivir por cuenta propia desde la más tierna infancia. Si se trata de un can buscará formar una especie de “manada” con otros perros callejeros, aprenderá a desconfiar de los humanos y a buscar comida y cobijo por sí mismo.

En el segundo caso es distinto, inmediatamente después de ser abandonada la mascota se halla en un estado de gran ansiedad y confusión, esperará horas e incluso días con la ilusión de que su dueño o su familia vayan a buscarla, no habrá esperado nunca ser abandonada, esto evolucionará posiblemente a un cuadro de depresión que la hará sumergirse en una gran tristeza negándose a comer o beber.

Las dificultades que afronta la mascota abandonada

 

Si se deja en la calle, el perro o gato acostumbrado a vivir en un hogar protegido de las inclemencias del clima, con agua limpia y comida a su disposición todo el tiempo, con atención veterinaria oportuna disponible y sobre todo, rodeado de amor y atenciones, no sabrá cómo sobrevivir. Una vez en la calle, la vida de la mascota cambia completamente, en adelante deberá afrontar dificultades como:

 

  • No podrá distinguir en cuáles humanos confiar o no.
  • Pasará hambre e ingerirá alimentos en estado de descomposición que podrían enfermarle.
  • Tendrá que soportar las variaciones del clima a la intemperie.
  • Estará expuesta a sufrir un arrollamiento pues no sabrá cruzar la calle evitando los autos.
  • Sufrirá el maltrato de otras personas y heridas por peleas con animales callejeros.
  • Será vulnerable a contraer enfermedades como la rabia o parásitos internos y externos puesto que todas las vacunas y desparasitaciones perderán su efecto sin los refuerzos necesarios.
  • No tendrá a nadie que lo bañe ni cuide de su pelaje, uñas y dientes.
  • Si no está esterilizado se reproducirá y aumentará la población de mascotas sin dueño viviendo en la calle.
  • Hará sus necesidades en cualquier parte contribuyendo así a contaminar el ambiente.

 

Las causas del abandono

Entre las causas más comunes que llevan al abandono se encuentran:

  • El nacimiento de un bebé.
  • Las mudanzas.
  • La llegada o partida de un miembro del hogar.
  • Cambios en el estilo de vida de la familia.
  • Mascotas con problemas de conducta que causan destrozos en el hogar o llegan a morder.
  • Mascotas que no han tenido un buen adiestramiento y hacen sus necesidades en lugares inapropiados.

 

Una mascota abandonada que logre sobrevivir en las calles puede volverse agresiva y desconfiar de los humanos, se tornará insegura y temerá volver a relacionarse. Hay casos en los que predomina en ella la ansiedad y desarrolla trastornos de conducta como comportamientos compulsivos que en el caso de perros se manifiestan por medio de ladridos reiterados, la persecución de su cola de forma obsesiva o el escarbar huecos en cualquier superficie.

 

Una vez que un peludito ha sido abandonado, se deprimirá y sentirá miedo de volver a confiar en otros pues no querrá pasar de nuevo por el dolor y la angustia del abandono, creerá que todas las personas harán lo mismo. Si corre con la suerte de ser adoptado por una nueva familia necesitará de mucho amor y paciencia para volver a confiar en los humanos, las personas que lo adopten necesitan hacerle entender que le proporcionarán un hogar en donde será amado por siempre.

 

En Venezuela, muchos de los centros encargados de recoger y cuidar mascotas de la calle no cuentan con el dinero suficiente para atender las necesidades de la creciente población, son cientos e incluso miles de cachorros y gatos o perros adultos los que son atendidos en cada uno de estos lugares. Tristemente muchas de las mascotas que pasan bastante tiempo en estos sitios y no consiguen ser adoptadas terminan siendo puestas a dormir.

 

El abandono es una forma de maltrato, es por esta razón que los amantes de animales insistimos en la necesidad de crear consciencia y educar sobre la realidad de tener mascotas en casa, la importancia de la esterilización y las alternativas que existen para conservar a tu peludo amigo aún si la cosa se pone fea o decides  cambiar de vida. El amor y cariño incondicional que nos regalan las mascotas bien valen las responsabilidades que adquirimos al encargarnos de ellos.