Cómo proteger a tu mascota del clima frío

mascota clima frío

La gran preocupación de un padre responsable es el bienestar de su peludito. Y si es hora de viajar o de que te mudes a algún lugar con inviernos indómitos, es fundamental proteger a nuestros amigos de cuatro patas, ya que pueden verse afectados al igual que los seres humanos por las bajas temperaturas.

El día de hoy, te traemos algunos consejos para que protejas a tu perro o gato de los contundentes fríos.

  • Es muy importante no afeitar o recortar el pelaje de la mascota. Ese manto que los
    cubre es una fuente de calor en los inviernos. A su vez, hay que acicalar constantemente con
    el fin de evitar nudos, pues el pelo enmarañado no aísla bien ni la lluvia, ni la nieve.

Lo que sí se debe recortar regularmente es el pelaje que crece alrededor de las almohadillas de las patas. Esto evitará que fragmentos de hielo y nieve entren durante los paseos al aire libre, pues podrían irritarle, agrietarle y causar graves dolores.

  • Actualmente, en el mercado existen diversas opciones de abrigos para mascotas que van
    más allá de cumplir una función estética. Estos pueden ser muy provechosos para esos caninos
    o felinos que no cuentan con un espeso pelaje, pero que pasan sus días en lugares con temperaturas bajas.
    En el caso de los perros, también existen botas que pueden ser muy beneficiosas a la hora de proteger sus patas.
  • Tu peludo debe contar con un lugar para dormir que esté adecuado contra el frío. Si permanece fuera durante la noche (que no lo recomendamos), asegúrate de que el sitio cuente con un gran número de cobijas para que se proteja y algún aislante para el suelo como paja o corcho. También, la caseta debe estar ubicada en un punto en el que la corriente del viento no dé directamente, esta no debe tener goteras, ni grietas.

Si las temperaturas bajan de cero grados o si el invierno se extiende mucho, te recomendamos que le acondiciones un lugar dentro. Incluso, puedes usar mantas térmicas o bolsas con agua tibia.  En el caso de los felinos, debes procurar elevar su zona de descanso para evitar la humedad. Sino puedes realizar esto, puedes colocar cartón o papel debajo de su cama para aislarla de cualquier elemento adverso.

  • Es importante que tu amigo de cuatro patas mantenga actividad física durante el invierno. En el caso de los perros, un paseo corto en exteriores, con la protección indicada, puede proporcionarle una buena fuente de calor. Los dueños de los mininos, pueden jugar con ellos en el interior del hogar; perseguir  o lanzar juguetes es una buena manera de tener actividad física y mantener la temperatura del cuerpo.

Una buena alimentación durante el invierno asegura el bienestar del organismo de tu perro o gato a pesar de las temperaturas bajas. Comer bien significará que el peludito mantendrá el calor y la energía suficientes. Recuerda que no se le debe sobrealimentar, puesto que esto le generará obesidad y demás problemas.

El bienestar de tu mascota dependerá de ti, así que no olvides protegerlo de las condiciones ambientales. Con tu atención y cariño, tu peludo disfrutará de una vida larga, plena y saludable.