Consejos para trasladar a tu cachorro

trasladar cachorro

El traslado de mascotas desde Venezuela es un asunto con muchos factores de los cuales ocuparse, pero ¿qué ocurre cuando se trata de un peludo más joven? Es lógico que esta etapa equivalente a la de la niñez en los humanos, exija una serie de cuidados y atenciones, por lo que en este artículo te hablaremos sobre todo lo que hay que saber sobre el traslado de cachorros.

 

Entrenamiento para trasladar a tu cachorro

La época de cachorro suele estar acompañada de inmensa energía y travesuras constantes, pero esto no debe representar un impedimento a la hora de realizar un viaje. Es por ello que si pretendes viajar con tu mascota desde Venezuela en esta etapa, debes iniciar un periodo de entrenamiento básico, independientemente del medio de transporte que quieras utilizar.

Haz que se familiarice con el kennel, esta transportadora será su refugio durante viajes en auto, avión o incluso embarcación. Están especialmente diseñados para brindarle la mayor seguridad a los peludos durante el traslado, pero los primeros encuentros con este objeto, si no se trabajan con anterioridad, pueden ser algo desagradables para el peludín.

La mascota no debe ver el kennel como un castigo, más bien como un refugio. Exponlo a este transportín de manera gradual, incluso puedes intentar usarlo como su cama regular, de esta forma evitarás los llantos y quejidos durante el traslado. Debe sentirse como en casa.

 

Traslado seguro

Por otra parte, si el viaje es dentro de la misma entidad nacional y se trasladarán en automóvil, podrías optar por un arnés de seguridad. Estos cumplen la función del cinturón de seguridad y funcionan para mantener a la mascota sujeto al asiento. Son ideales para cachorros de razas más grandes, cuyos kennels ocupan demasiado espacio en el carro.

No olvides que un peludín suelto en el auto podría sufrir golpes y representar un potencial peligro para el conductor y demás pasajeros.

Al principio puede que esté algo confundido, pero si se pasea  de  manera gradual se acostumbrará de inmediato. Los perritos y gatitos en estas edades aprenden bastante rápido, así que este proceso de habituarlo al kennel  o viajes terrestres desde pequeño le será útil para el resto de su vida

 

Algunos consideraciones para trasladar a tu cachorro

  • Los kennels se fabrican en distintos tamaños, lo ideal es, si se pretende acostumbrar al peludito a ser una mascota viajera, que se tengan dos transportadoras: una adecuada para la talla de un cachorrito y otra más grande para la de un perro adulto.

 

  • Llevar los esenciales de tu compañero peludo:  Sus documentos veterinarios actualizados si trasladas a tu mascota dentro de Venezuela y sus documentos de viaje en regla si lo trasladas fuera del país. Asimismo,  recipientes para agua y comida, correa y lógicamente placa de identificación con su nombre y todos tus datos, pues siempre serán primordiales para un viaje.

 

  • Si es un viaje en auto, puedes optar por colocar un juguete dentro de la jaula, ya que los cachorros suelen aburrirse muy fácilmente. Asimismo, practica con él, conduce una distancia cercana y observa cómo reacciona al movimiento del vehículo.

 

  • No olvides que la exposición al kennel debe empezar de manera gradual. No obligues al pequeño a estar ahí por mucho, pues podría asociarlo con un castigo. Lo ideal es que sea el mismo quien lo explore y que de manera paulatina se acostumbre más al espacio. Deja la transportadora en algún lugar de tu casa con la puerta abierta para que el peludito pueda investigar por su cuenta.

 

  • Dale unos bocadillos mientras está en el kennel y mientras que está feliz comiendo cierra la puerta por un rato, esto agilizará el proceso de habituarse a él. Igualmente, premia la buena disposición a estar en el transportín.

Por otra parte, es importante que antes de viajar ya hayan iniciado los entrenamientos para ir al baño, ya sea en papel periódico en determinado lugar o al aire libre, así evitarás que ensucie el lugar de su estadía.

La mayoría de los cachorros de edades comprendidas entre los dos y cuatro meses retienen bastante bien toda la información relacionada con hacer sus necesidades fisiológicas en determinados lugares. Ten en cuenta que el tracto digestivo de los pequeños es bastante específico, esto quiere decir que unos treinta minutos después de una comida, el peludín ya tendrá ganas de ir al baño.

Los peludos están condicionados a nunca usar sus casitas, camas o refugios como un lugar para hacer necesidades, por lo que esto no será un problema a la hora de que viaje en su transportadora.

El traslado de cachorros es una actividad maravillosa que requerirá de paciencia, atenión y amor para que el traslado sea exitoso y tu peludito esté completamente cómodo. Documéntate y ambos gozarán de aventuras increíbles juntos.