Viajar con cachorro: Hablemos de buenos modales

cachorro obediente

 

El adiestramiento para buenos modales del cachorro es la clave para tener un perro adulto tranquilo y obediente. Los cachorros son preciosos, sí. Pero también suelen ser inquietos, curiosos y muy juguetones. Con sus pequeños dientes saliendo apenas, buscan morder todo a su paso. Y como no han aprendido hábitos de higiene con respecto a la eliminación de sus propios desechos, es común que tengan bastantes accidentes a esta temprana edad.

 

No obstante, el secreto para enseñar a tu cachorro buenos modales consiste en la paciencia. Recuerda que será bebé solo durante algunos meses, y con constancia y perseverancia verás importantes cambios en su comportamiento a medida que va madurando y aprendiendo.  Te compartimos información sobre cómo enseñarle buenos modales a tu cachorro, para que disfrutes junto con él de esta hermosa etapa.

 

Dónde hacer sus necesidades

Para enseñarle a tu cachorro dónde debe hacer sus necesidades, debes tener en cuenta que sus hábitos de eliminación suelen ser predecibles, necesitará ir al baño luego de una siesta, poco después de finalizar una comida o recién al despertar. Alimentarlo a horas fijas establecidas te ayudará a predecir cuándo tendrá deseos de ir al baño. Los cachorros normalmente deben comer unas 3 veces por día, y sentirán la necesidad de evacuar entre 5 y 30 minutos luego de comer.

Si eliges destinar un área específica en el hogar para que haga sus necesidades, cúbrela con periódico (si es dentro de la casa) y procura llevarlo allí después de comer o al despertar de una siesta larga para esperar hasta que haga. Felicítalo y hazle cariño cuando lo consiga sin accidentes, recuerda que él aprende con refuerzos positivos. Nunca le pegues pues ello sólo podría causarle traumas o miedos y obstaculizar el aprendizaje.

Si tiene un accidente, simplemente regáñalo y llévalo luego al “área del baño”. Ten en cuenta dos cosas: en primer lugar, evita regañarlo llamándolo por su nombre, apenas lo está aprendiendo y no quieres que lo asocie a algo negativo; y en segundo lugar, por muy cuidadoso que seas los accidentes ocurrirán, así que no te desesperes. Recuerda limpiar bien el lugar del accidente para que no quede ningún olor y la situación no se repita.

 

Como dato extra te recomendamos que al cambiar los periódicos dejes uno con orina seca por encima de los nuevos, ya que tu cachorro se guiará por el olfato y cuando lo lleves al área del baño intentará hacer donde ya haya hecho antes. En tiendas de mascotas también puedes conseguir sprays que imitan ese olor y puedes usarlos para rociar un poco sobre el papel periódico.

 

Si tu cachorro nació en casa, la madre se encargará durante el primer mes aproximadamente de mantener a los perritos aseados. Cuando ya puedan caminar, puedes ponerles periódico cerca de la cama y estar pendiente cuando vayan a hacer sus necesidades para moverlos y que hagan allí, eventualmente se acostumbrarán.

 

El paseo con correa

Para acostumbrarlo a la correa, empieza por dejársela puesta durante algunos minutos diarios que irás extendiendo un poco cada vez. Es normal que al principio la jale o intente morderla, pero poco a poco se acostumbrará y olvidará que la lleva puesta. En su primer paseo probablemente intentará jalarte y correr o quedarse parado en un sitio olisqueando y curioseando, llámalo por su nombre para que camine contigo poco a poco y haz algunas pausas para felicitarlo y acariciarlo por ser obediente. No lo jales ni lo obligues a caminar, ten paciencia.

 

Otras cosas a tener en cuenta: si lo quieres educar para que haga sus necesidades afuera, es probable que quiera hacer donde ya las hayan hecho otros perros, así que ve preparado y lleva contigo una bolsa plástica por si ocurren accidentes. De la misma forma recuerda que deberás pasearlo cada vez que necesite ir al baño (después de comer o de una siesta larga). Procura no sacarlo cuando haga demasiado sol ya que el piso caliente puede lastimar sus patas.

 

La socialización

El aprender a tratar a otros perros, humanos adultos o niños es también de gran importancia y se logra sencillamente con la práctica. Los paseos con correa son excelentes para enseñar a tu peludito desde cachorro a no temer ni volverse ansioso o agresivo ante la presencia de otras personas o mascotas. Sácalo de paseo a diario para que vea y se acostumbre a los ruidos de la calle e interactúe con los demás, mejor aún si te tomas el tiempo de llevarlo aunque sea una vez por semana al parque para que juegue con otros peluditos. Recuerda que solo podrá acercarse a otras mascotas una vez haya sido vacunado para evitar que le puedan contagiar alguna enfermedad.